“EN LA SEMANA TE LLAMAMOS”

Esa fue la respuesta que recibió la madre de Santiago por parte del intendente de Quilmes, Martiniano Molina, cuando le entregó en mano la carta solicitando mantener el subsidio que recibía para mantener el hogar y el tratamiento que necesita el joven que padece de Mielomeningocele.

Santiago tiene 23 años y sufre de Mielomeningocele. Su madre, Miriam Julieta Torres, explicó que desde abril el municipio de Quilmes dejó de abonarles el subsidio correspondiente al alquiler de su casa, por lo cual no lo están pagando. “Santiago necesita tratamiento domiciliario y la casa esta acondicionada para la ocasión”.

13925239_10154501768039165_8901947002914280631_n

El contrato de locación venció en abril y desde entonces la inmobiliaria le exige el pago del alquiler. En diciembre Miriam le entregó a Molina una carta en mano y, aunque su respuesta fue “en la semana te llamamos”, hasta el momento no se comunicaron del gobierno municipal.

Debido a su enfermedad, Santiago sufrió 42 cirugías y es dependiente de oxigeno y transfusiones diarias, además del tratamiento domiciliario con visitas médicas. Debe viajar a Mar del Plata cada quince días, por esa razón, la gestión anterior también le cedía la ambulancia del CREM para realizar el viaje debido a la dificultad que sufre al haber perdido movilidad en una pierna luego que en un año sufriera dos ACV.

Miriam es trabajadora del municipio, gana 6.500 pesos, y desde febrero no concurre al trabajo porque dice que sufre maltratos por las nuevas autoridades, ya que insiste con lo que para ellos es un reclamo a lo que contesta: “Santiago no pidió nacer así, es una enfermedad y el tiene derecho”. Fue acusada de “tener carácter” y de cometer adulterio con miembros de la gestión anterior, por parte de los nuevos funcionarios y por esa razón, le niegan el traslado o la reincorporación en otras áreas. Ella trabajó en salud hasta febrero.

santi

Desde el comienzo de la gestión le niegan la ambulancia para trasladar a Santiago a Mar del Plata y aunque le envió 3 cartas al intendente, no tuvo respuesta. También fueron entregadas cartas al presidente del Concejo Deliberante, Juan Bernasconi, pero el resultado fue el mismo: silencio.

Miriam necesita que el municipio le renueve el contrato de locación y abone el subsidio para poder continuar con el tratamiento de Santiago. La situación se agrava ya que otro de sus cinco hijos sufre una discapacidad. A Nicolás, de diez años, no le crece la caja toráxica y en Desarrollo Social le negaron el certificado de discapacidad porque el diagnostico  hecho por la secretaría determinó que no posee condiciones para acceder al CUD (Certificado único de discapacidad).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s