Pago a los buitres: pan para hoy…

Opinión
¿Qué significa el acuerdo con los fondos buitres? Es cerrar un problema pero implica abrir otros mucho más graves:
*Aceptar una mecánica de extorsión de los fondos de inversión que se repite al no aceptar entrar en los canjes de 2005/2010 y a condicionar el arreglo a la derogación de leyes argentinas. Justamente los caracteriza el prestar ayuda económica a los países en serios problemas financieros para después cobrar a la máxima tasa de ganancia. Estos países lógicamente aceptan el préstamo porque tienen cero margen de maniobra, necesitan la ayuda para salir. Tal era el caso de la Argentina del 2001 pero quince años después, el país está en otras condiciones. El intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, lo explica: “Con el 92 por ciento de los bonistas Argentina arregló por 30 mil millones de dólares y ahora menos del 7 por ciento lo quieren hacer por más de 15 mil millones. Es una ecuación que no cierra”.
*En el Congreso de la Nación se reúnen los representantes del pueblo por lo que prestarse a la imposición de los buitres es ceder poder de decisión política, es decir regalar soberanía.La teoría de la “gobernabilidad” para votar la derogación de las leyes de pago soberano y cerrojo hace agua. Cualquier legislador puede negociar obra para el territorio ante un gobierno que cada vez que sesione el congreso tendrá que trabajar para alcanzar los 129 diputados (mitad de la cámara) que garantizan el quórum. Hasta 2017 Cambiemos tendrá que estar obligado a negociar para aprobar una ley o en este caso una derogación. A no ser que el apriete incluya el anticipo de que la cámara permanecerá cerrada por al menos dos años. Clausura democrática. Entonces sí se vuelve necesario para aquellos con “responsabilidad de gobernabilidad” arreglar el voto ahora para conseguir obras. Pan para hoy, hambre para mañana. No hay que debate posible en torno a esto, ningún diputado debería sentarse a debatir siquiera.
*Es endeudar a las futuras generaciones, aunque los números finales del acuerdo aún no están del todo claros, el Ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, ya anunció que para pagarle a los buitres habrá que endeudarse por el doble del acuerdo o más. El Financial Times (diario inglés) señaló que la Argentina emitirá la deuda más grande en 20 años de un país en desarrollo.
*A lo Groucho Marx, si con todo esto no le alcanza, hay otro motivo. Aunque Griesa levante la cláusula “pari passu” arreglar con los buitres bajo sus condiciones, es abrir la posibilidad de reclamos por partes del 90% de los acreedores que aceptaron los canjes con quita anteriores. Es decir, demandas ante el país, por guita. Guita tuya, de tu familia, de tus hijos. Guita nuestra.
Este no es un pedido al gobierno de Macri, que se muere de ganas por entregarse. Es un mensaje a todos los representantes del pueblo: los senadores y diputados de la nación. ¡No a la derogación de la ley cerrojo y de pago soberano!
Facundo Rivero
Licenciado en Ciencias Sociales – UNQ
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s